Adiós a José Luis Cuevas

La tarde del 3 de julio, un mensaje por el teléfono celular, procedente de la redacción de Canal Once, me solicitó hacer lo conducente para confirmar la muerte del artista José Luis Cuevas.

Tras una llamada telefónica y un mensaje a fuentes fidedignas, la opción fue avanzar con cautela, sin embargo, minutos después, la Secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, entrevistada vía telefónica en un programa de radio, afirmó que la noticia era cierta y esperaba el contacto con los familiares en breve.

La muerte de uno de los grandes artistas que ha dado México, motivaba la remoción de la memoria.

Más de 25 años atrás en una reunión de fin de semana con reporteros, hubo consenso respecto a un enunciado que rondaba en el medio y que dictaba que “Quien no ha entrevistado a Cuevas, no podía considerarse periodista”. La expresión prendió tanto en un jefe de información, ahí presente, que en los primeros días hábiles posteriores se auto programó una entrevista con el dibujante. Sirvió de poco, aquel incipiente periodista nunca trascendió en el oficio, sin embargo, otorgó para la posteridad una lección contundente: Así como el hábito no hace al monje, tampoco el entrevistado hace necesariamente al periodista.

¿De donde venía la deducción que no había periodista que valiera como tal si no había entrevistado al creador de La Giganta?

Quizá José Luis Cuevas fue el último artista plástico en México que manejó su perfil en los medios de comunicación de manera inteligente, a fin de exponerse a un público amplio, fue presencia innegable en programas de televisión, entrevistado por el conductor Paco Malgesto, Cristina Pacheco, Joaquín López Dóriga, Jacobo Zabludovsky, Ricardo Rocha, Carlos Loret de Mola y una larga lista.

Varios aspectos atraían a muchos para abordarlo en entrevista, Cuevas había bautizado a una parte de la colonia Juárez como Zona Rosa, mucho se mencionaba la fotografía diaria que se tomó durante muchos años y desde luego siempre se recordaba haber asumido una postura crítica frente a los grandes muralistas. La amplia cronología de vida del artista a la entrada de su museo, da elementos de mayor peso para sumergirse en la aventura de descubrir las múltiples facetas de quien llegó a considerarse el enfant terrible del arte en México.

Sin embargo, relacionar un rostro con la pantalla chica, no garantiza que el público profundice en la sustancia que contiene el personaje en cuestión.

Hace algunas décadas, lo que ahora es TV Azteca fue Imevisión, corporativo del estado mexicano que en un impulso decisivo, constó de los canales 13, 7 y 22. Época en la que hubo una barra de programación nocturna que le dio cabida a Alejandro Aura y Andrés Bustamante con un programa semanal que dieron en llamar, “Entre amigos”. En una de sus emisiones, invitaron al estudio a José Luis Cuevas, al tiempo que le mostraron como el público no identificaba quien en realidad era. En la calle, un reportero preguntaba a la gente ¿Que opina de las declaraciones más recientes del gran actor José Luis Cuevas? la pregunta se repetía con supuestas ocupaciones distintas, así se preguntaba por el político, futbolista, director de cine, etcétera. La gente, ofrecía su opinión, aun cuando se trataba de una pregunta ficticia. Nadie reaccionó con sorpresa ni aclaró que José Luis Cuevas no era ni actor ni político ni futbolista. Situación que probablemente se explique, al menos en parte, si se toma en cuenta que el dibujante fue presencia constante en los medios, su nombre alcanzaba a filtrarse en el imaginario colectivo, aunque la mayoría no asimilara con claridad su perfil. La concurrencia principalmente de personas allegadas a Cuevas, durante el homenaje póstumo en el Palacio de Bellas Artes, confirman que aún con el buen manejo que tuvo en los medios, su imagen fue firme entre los cercanos a las artes plásticas pero un tanto difusa ante el gran público, no hubo filas inacabables para su despedida.

Entrevistar a Cuevas significaba para los periodistas, revestirse de credibilidad, para la mayoría su nombre suponía importancia aunque no tuvieran claro su especialidad. El medio puede dar mucha presencia pero no siempre descubre la esencia de quien en el medio se asoma.

A unos días de la muerte de José Luis Cuevas, el museo que lleva su nombre inauguró una exposición con 100 obras, unas corresponden a la autoría de él y otras a artistas que forman parte de la colección que el mismo Cuevas donó a su museo, el acervo consta de 1860 piezas.

El recorrido por la muestra permite estar frente a las formas, los trazos y los temas de José Luis Cuevas y las diferentes expresiones plásticas de sus colegas que llamaron su atención hasta coleccionarlos.

Más allá de la situación familiar que vivió José Luis Cuevas en los últimos años de su vida, donde el conflicto entre sus hijas y su esposa marcaron la constante, el valor de sus logros como artista es lo que debe competer al público, aspectos diversos en este sentido son los que están a disposición de todos en el número 13 de la calle Academia en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Miguel de la Cruz

Author: Miguel de la Cruz

Miguel de la Cruz, el único periodista de cultura con una trayectoria de 28 años en televisión. Egresado de la Licenciatura en Comunicación por la Universidad Autónoma Metropolitana y colaborador de Canal Once desde diciembre de 1989 hasta la fecha. Tiempo en el que ha realizado la cobertura del Festival Internacional Cervantino, Festival del Centro Histórico, Festival de la Ceiba en Tabasco, Festival de las Artes de Sinaloa, Festival Afrocaribeño de Veracruz, Festival de Jazz de la Riviera Maya, Festival de Jazz de Montreal, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el Salón del Libro de Quebec, el Forum de las Culturas en Barcelona, la Expo Lisboa y ha entrevistado a personalidades del mundo cultural como Carlos Monsiváis, Carlos Fuentes, Fernando Benitez, Cristina Pacheco, Fernando Savater, Ricardo Piglia y Elena Poniatowska, entre otros. Durante 10 años formó parte del equipo de reporteros y conductores del primer noticiario cultural “Hoy en la Cultura”.

Share This Post On

2 Comentarios

  1. MIGUEL DE LA CRUZ ES UN ESPLENDIDO PERIODISTA, ACREDITADO EN EL DIA A DIA DE NUESTRA CULTURA! FELICIDADES!

    Responder

Agrega un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest