Antonio Banderas, el actor que escribe

La tinta de sus palabras vibró al emitir el discurso de agradecimiento por el Premio Goya que reconoce su trayectoria como actor.

Antonio Banderas subió al escenario del Centro de Convenciones y Congresos Príncipe Felipe y 11 minutos después había revelado, una extraordinaria capacidad para expresarse con la palabra escrita.

Más que mirar a la audiencia, a través de sus lentes de lectura miró sus hojas escritas.

Todo lo que tengo, dijo, se lo debo a mi profesión, a la que preferiría denominar, vocación, pero mucho mas importante que esto es que, lo que le debo, no es tanto lo que tengo sino lo que soy.

Para entonces el público sin más distracción, sólo escuchaba y Pedro Almodóvar, persona clave en su carrera, como ángel guardián, vertical y a su espalda.

Si miro hacia atrás me veo viejo, dijo Banderas, pero si echo la vista hacia delante, me siento joven. Arrancó el primero de varios aplausos.

Agradeció a sus padres que vio empequeñecer por la ventana del tren que lo llevó de Málaga a Madrid a las 6 de la tarde del 3 de agosto de 1980. Ellos, dijo, esperaban que recuperara la razón ese niño que fui y que sigo siendo, pero la razón perdió la batalla, porque no era la mente sino el corazón lo que me guiaba.

Quedaba claro el uso efectivo de las palabras para describir momentos significativos de su vida pero lo más trascendente vendría después.

Hoy, agregó, con el Goya en las manos se que son nuestros artistas, nuestros intelectuales y nuestra cultura, la mejor manera de saber lo que somos y de como hemos llegado hasta aquí. Al darnos cuenta, dijo, que la mediocridad se ha convertido en el mayor negocio de nuestro tiempo, hemos de volver a mirar con los ojos bien abiertos para tratar de desentrañar cual es la advertencia que se esconde detrás de las obras de Goya o de Picasso, para maravillarnos como fueron capaces Falla, Albeniz, Tárrega o Granados para encajar a España en una partitura, a Cervantes, Unamuno, Valle-Inclán, Lorca, Machado, tatuando sobre papel, las miserias y grandezas de nuestro pueblo.

No fue todo, dijo más, desde luego mencionó el cine y las figuras como Buñuel, Saura, Berlanga y Almodóvar.

Dedicó  el Goya a su hija y dijo, ahora me tengo que ir porque comienza la segunda parte del partido de mi vida.

La convocatoria a desentrañar en el arte y la cultura lo que somos, ha sido la mejor forma de compartir el entusiasmo de recibir un premio, tan solo por eso bien merecía Banderas un Goya adicional.

 

Miguel de la Cruz

Author: Miguel de la Cruz

Miguel de la Cruz, el único periodista de cultura con una trayectoria de 28 años en televisión. Egresado de la Licenciatura en Comunicación por la Universidad Autónoma Metropolitana y colaborador de Canal Once desde diciembre de 1989 hasta la fecha. Tiempo en el que ha realizado la cobertura del Festival Internacional Cervantino, Festival del Centro Histórico, Festival de la Ceiba en Tabasco, Festival de las Artes de Sinaloa, Festival Afrocaribeño de Veracruz, Festival de Jazz de la Riviera Maya, Festival de Jazz de Montreal, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el Salón del Libro de Quebec, el Forum de las Culturas en Barcelona, la Expo Lisboa y ha entrevistado a personalidades del mundo cultural como Carlos Monsiváis, Carlos Fuentes, Fernando Benitez, Cristina Pacheco, Fernando Savater, Ricardo Piglia y Elena Poniatowska, entre otros. Durante 10 años formó parte del equipo de reporteros y conductores del primer noticiario cultural “Hoy en la Cultura”.

Share This Post On

Agrega un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest